image

Medición de Clima Laboral

El clima organizacional afecta positivamente o negativamente a la existencia de cierto tipo de interacciones entre los miembros de una organización. Establecer, detectar y accionar sobre los factores que ponen en riesgo un clima laboral que haga sostenible y mejorable la productividad de las personas es indispensable para cualquier equipo de trabajo en la actualidad.

El servicio de medición de clima laboral consiste en la realización de una serie de encuestas cualitativas y cuantitativas sumadas a entrevistas personales con diferentes miembros de la organización que considera aspectos de la misma como:

• Ambiente físico: comprende el espacio físico, las instalaciones, los equipos instalados, la temperatura, el nivel de contaminación, entre otros.
• Características estructurales: como el tamaño de la organización, su estructura formal, el estilo de dirección, etcétera.
• Ambiente social: abarca aspectos como el compañerismo, los conflictos entre personas o entre departamentos, la comunicación y otros.
• Características personales: como las aptitudes y las actitudes, las motivaciones, las expectativas, etcétera.
• Comportamiento organizacional: compuesto por aspectos como la productividad, el ausentismo, la rotación, la satisfacción laboral, el nivel de tensión, entre otros.




Preguntas Frecuentes

Hay distintas maneras de realizar la medición de clima laboral, por consiguiente a partir de 5 personas interactuando ya es posible hacerlo. En las empresas que superan el centenar de trabajadores, se establecen consultas por áreas.

Cuando se les da el espacio para expresarse y se respeta que es una opinión la que expresa, las personas valoran la oportunidad y responden con responsabilidad. De todos modos hay preguntas en los cuestionarios que nos permiten evaluar si sus otras respuestas fueron sinceras.

Si el conflicto es con una persona es mejor conversar con ella, si ese conflicto disminuye la productividad del resto, cuanto antes sea medido el clima laboral y se ajusten los desfases que hay entre la percepción y la realidad, más posibilidades de solucionarlo a la brevedad tendrá.

Este es el principio de un espacio de mejora en la comunicación que puede sostenerse en el tiempo independientemente de los cambios que surjan.